body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Discuten sobre tareas pendientes en políticas culturales

Con la presencia de la experta en gestión cultural, Elizabeth Ramírez, se realizó el Coloquio “Desafíos culturales para un Chile desarrollado”, organizado por estudiantes de Ingeniería Industrial de la Casa de Estudios, en el marco del Laboratorio de Emprendimiento Organizacional (Leo).

Aunarse, tener un objetivo en común y luchar por él desde lo colectivo. Esa fue la principal conclusión del Coloquio efectuado el miércoles 2 de julio en el Salón de Actos del Departamento de Ingeniería Industrial.

La actividad, patrocinada por la Fundación de Egresados y Amigos del plantel (Fudea), contó con la exposición de Elizabeth Ramírez, Periodista de profesión y experta en gestión cultural, quien reflexionó en torno a la problemática cultural y cómo ésta puede contribuir en el avance hacia mayores estadios de desarrollo.

Agentes de cambio

Ramírez, quien actualmente se desempeña como Jefa del Departamento de Cultura de la Municipalidad de Maipú, realizó un recorrido sobre los principales hitos de la construcción de la institucionalidad cultural en el país, destacando el rol que jugaron los diversos gremios de artistas en su fortalecimiento.

Uno de los episodios que relató, fue la lucha que realizaron el año 2004 los artistas nacionales para que fueran incluidos dentro de las prerrogativas del Código del Trabajo.

“Fue impresionante el movimiento que se creó ahí. El objetivo: ser artista era ser trabajador”, relata. Lo grave, agrega, es que hasta esa fecha ellos “no podían exigir un contrato laboral. Por ejemplo, los técnicos del cine tenían jornadas (de trabajo) terribles”.

Lo fundamental, a su juicio, fue que los artistas “se organizaron, se juntaron con otros, hicieron fuerza y lograron transformar la sociedad como estaba construida. Se hicieron agentes de una transformación”.

Espíritu reflexivo

Para la experta, un desafío pendiente fundamental para el país radica en fortalecer la enseñanza de las artes a temprana edad, ya que “aporta a tener un espíritu reflexivo. El desafío hoy día es crear conservatorios, tener más horas artísticas en los colegios”.

Por otra parte, en relación al ámbito de cómo la nación debe forjar su identidad y si ésta tendría que recoger experiencias extranjeras de países desarrollados, Ramírez considera que debería emularse la manera en que construyeron dicha cultura y cómo sus ciudadanos se identifican con ella.

Sobre este punto, ejemplifica con la necesidad de rescatar la tradición de los pueblos originarios, en relación a la forma particular de mirar el mundoe incluso con la efervescencia desatada en torno al fútbol. “Tenemos ciertos ritos, ceremonias, que finalmente nos identifican”, puntualiza.

Positivo balance

Los organizadores se mostraron contentos con la asistencia a la actividad, enfatizando en la importancia de abordar la temática cultural dentro de las discusiones sobre el futuro del país, para así avanzar hacia mayores niveles de prosperidad.

Así lo afirmó Sebastián Díaz, estudiante de quinto año de Ingeniería Industrial y parte del comité organizador del Coloquio, quien consideró que todo debería partir de la base cultural, ya que la cultura de las personas, en su sentido más amplio, “es fundamental para generar los cambios necesarios para el desarrollo del país”.

Para conocer más detalles sobre las próximas actividades de Leo, visitar: www.leousach.cl

Por Simón Pérez
Coordinador Área Comunicación Estratégica
Fudea U. de Santiago de Chile