body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Expertos abordan desafíos país junto a estudiantes de Ingeniería Industrial

Foto Simposio Ministra.png

Con la presencia de la Ministra de Desarrollo Social, María Fernanda Villegas, además de destacados investigadores y académicos nacionales, se desarrolló XXV Simposio Leo Usach 2014: “Gestión del Cambio: Desafíos para el Desarrollo de Chile”.

La iniciativa, organizada por estudiantes de Ingeniería Industrial de la Universidad de Santiago de Chile, se realizó el lunes 7 de julio en el Auditorio principal del Edificio Telefónica.

Urgencias en el ámbito medioambiental, desafíos para continuar reduciendo los índices de pobreza a nivel país o una mirada reflexiva y analítica en torno al rol de la ciudadanía en los procesos de cambios sociales, fueron algunas de las temáticas abordadas en la actividad, que contó con el patrocinio de la Fundación de Egresados y Amigos de la Casa de Estudios (Fudea).

Fenómeno dinámico

Uno de los aspectos tratados dentro de la jornada fue la necesidad de replantearse ciertas metodologías e indicadores al momento de analizar la pobreza.

Para la Ministra de Desarrollo Social, María Fernanda Villegas, ésta debe comprenderse “más como un fenómeno dinámico, mucho más complejo, cuya concepción no es inmutable en el tiempo. Los cambios en los niveles de vida en el país, las expectativas (….), hacen necesario nuevas maneras de comprender y medir la pobreza”.

Sobre este punto, considera que para lograrlo, se deben perfeccionar metodologías de medición y análisis de pobreza que incluyan los factores tradicionales, pero que agreguen también “el territorio, el género, la seguridad, la cultura. Lo que hoy se conoce como la incorporación de la multidimensionalidad de la pobreza”.

Monopolio energético

Los cambios y urgencias en materia energética fueron otros aspectos que se discutieron en el Simposio. Para Patricio Rodrigo, Director Ejecutivo de Corporacion Chile Ambiente y quien además fue vocero de Patagonia Sin Represas, existe un monopolio en el rubro energético que perjudica la generación de cambios en el sector, lo que se traduce, en términos de concentración, en que pocas empresas administran “el 92% del mercado. Ese es el gran problema: no hay competencia”.

A su juicio, la agenda energética, que actualmente se está discutiendo en el parlamento y a nivel de gobierno, debería aspirar, si lo que se buscan son cambios sustantivos que corrijan las graves deficiencias del modelo actual, a materializarse en un proyecto de ley que modifique el estado de las cosas.  

Ejemplifica con el consumo de las empresas mineras, que utilizan el 62% del consumo eléctrico, siendo que el uso particular no supera el 18%.

“Entonces, está claro que la eficiencia no pasa por cambiar la ampolleta de la señora Juanita (…), pasa porque la industria de la minería se ponga las pilas y hagan políticas de eficiencia real. Además es rentable, no veo por qué no lo han hecho antes”, señala.

Decisiones soberanas

Por su parte, el Premio Nacional de Historia 2006, Gabriel Salazar, desarrolló un diagnóstico crítico sobre el rol que ha jugado la ciudadanía en la historia del país en el ámbito de la “gestión del cambio”.

En particular, el investigador considera que en 200 años de historia, las decisiones políticas han sido tomadas por la clase política, los tecnócratas y los militares, lo que ha repercutido en que los ciudadanos no hayan tenido poder ni de decisión ni de construcción en los procesos de desarrollo político, económico o cultural.

“Si hay clase política es porque no hay soberanía ciudadana. Llevamos 200 años sin saber lo que es soberanía. No sabemos tomar determinaciones. Llevamos 200 años pidiendo”, afirma.

El problema, asegura, es que los chilenos “no sabemos ser soberanos. Sabemos pedir, pero no proponemos”.

El tema de fondo, a su juicio, cuando se habla gestión de cambio –tema que congregó a los expositores-, radica en desarrollar el poder de la sociedad civil y eso “exige un proceso de aprendizaje y de autoeducación, porque nunca el sistema educacional en Chile ha formado ciudadanos soberanos, nunca nos han enseñado a construir estados”.

“Para confiar en nosotros tenemos que aumentar no solo la credibilidad sino el poder. Porque el poder no está en un lugar (…), está donde nosotros nos asociamos en comunidad para controlar nuestro territorio, nuestro proyecto y nuestro proceso autoeducativo", agrega.

La actividad también contó con la participación de Ricardo Ffrench Davis, quien se refirió a los desafíos en el ámbito económico que enfrenta el país.

Los organizadores se mostraron satisfechos con los resultados de la actividad, remarcando la calidad de los expositores y la profundidad de las materias tratadas.

Más información sobre el Laboratorio de Emprendimiento Organizacional (Leo): www.leousach.cl

Por Simón Pérez
Coordinador Área Comunicación Estratégica
Fudea U. de Santiago de Chile