body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Coreógrafos e integrantes del Teatro Municipal dialogan con la comunidad estudiantil

Con una masiva presencia de estudiantes de la Casa de Estudios, se realizó el jueves 20 de agosto en la Sala de Artes Víctor Jara,  la charla sobre el espectáculo de ballet “2° Festival de Coreógrafos”, organizada por el Teatro Municipal de Santiago, en colaboración con la Fundación de Egresados y Amigos del plantel (Fudea).

*****************
Socializar a la comunidad universitaria sobre las particularidades del ballet, a través de un diálogo lúdico y cercano, permitiendo a quienes no manejen su lenguaje escénico interiorizarse en torno a su riqueza artística y conceptual, fue uno de los principales objetivos de la charla a cargo de los impulsores del “2° Festival de Coreógrafos”.

Luz Lorca, subdirectora del Ballet de Santiago; Kana Nakao, Asistente de ensayo del Ballet Nacional Chileno; Mathieu Guilhaumon,  director artístico del Ballet Nacional Chileno y José Vidal, coreógrafo a cargo de la creación “Pedro”, fueron los encargados de dar a conocer el espectáculo a la comunidad.

El encuentro, que contó con una masiva presencia de estudiantes, permitió a los participantes empaparse de diversos detalles sobre la mencionada iniciativa, además de propiciar un espacio de debate, donde pudieron realizar una serie de preguntas a los expositores.
En ellas, los alumnos plantearon consultas vinculadas a los objetivos particulares de la propuesta escénica, junto con inquietudes relacionadas con el proceso creativo y de diálogo entre los diversos integrantes que componen el Festival.

Adicionalmente, los asistentes recibieron un ticket gratuito para el espectáculo, el que podrán disfrutar el martes 1 de septiembre en el Teatro Municipal.


Desde Radiohead hasta Ludwig Minkus

La charla permitió conocer detalles sobre el tipo de ballet que actualmente se está impulsando en el país, donde el abanico, tanto de contenido, musicalización y puesta en escena, ha incorporado variados elementos contemporáneos, que han potenciado su extensa y rica tradición.

De acuerdo a Luz Lorca, subdirectora del Ballet de Santiago, una vez al año, como institución, establecen una fecha para dar a conocer las obras y propuestas de coreógrafos contemporáneos. “Es una experiencia que para nosotros es muy gratificante”, afirma.

En la misma línea, agrega que para los bailarines, el 2° Festival de Coreógrafos, en el que se incluyen obras que transitan desde experiencias que incorporan musicalizaciones de Johnny Greenwold, guitarrista de Radiohead, hasta Freddie Mercury, es una experiencia muy importante.

Sobre esta mixtura, que incluye, entre otras piezas, la tradicional “La bayadera” de Ludwig Minkus, añade que ella permite plasmar, dentro de estas creaciones, “otro vocabulario”, invitando, tanto a coreógrafos como a bailarines,  a explorar nuevas experiencias y repertorios.  

Abrir los sentidos y disfrutar

Refiriéndose a las particularidades intrínsecas del ballet, Guilhaumon señala que se produce un fenómeno similar al “habla”, ya que el ballet tiene su propio vocabulario, “de la ‘A’ a la ‘Z’ (...)”, que permite conformar palabras que constituyan un lenguaje particular.

Sobre esto, puntualiza que cada uno, como actor dentro de la disciplina, lo va a leer distinto, debido a la sensibilidad de quien lo interprete. “Tenemos nuestro vocabulario. No son letras, sino pasos: movimientos con el cuerpo. De ahí armamos palabras. Es exactamente lo mismo que hace un escritor”.

En la misma línea, Vidal, complementa, señalando que efectivamente “son las mismas palabras, pero no es lo mismo leer a Bolaño a Neruda”.

Ante la consulta sobre cómo abordar una obra para quienes no manejan el lenguaje de ballet, pero que les gustaría asistir a algún espectáculo, Vidal afirma que lo fundamental es partir disfrutándolo desde un goce estético. “Tienes que encontrar la belleza en algún lado”, señala.

De esa forma, estima, es posible acceder aotras capas perceptivas, como la atmósfera emocional hasta aspectos de carácter técnico.

Sobre este punto y a modo de conclusión, la clave está, a juicio de Lorca, radica en “abrir los sentidos y disfrutar. Dejarse llevar. Si un primer espectáculo lo quieren analizar de forma intelectual, están perdidos. Hay que disfrutar, entregarse, crear ese puente invisible entre la emoción del bailarín y que te toque el alma”.

******************

Por Simón Pérez
Coordinador de Comunicaciones
Fudea U. de Santiago de Chile

Crédito Fotografías: Dpto. de Comunicaciones U. de Santiago