body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Inti Núñez, gerente de Corfo: “Una de las piezas vitales para conformar ecosistemas son los ex alumnos emprendedores”

IMG_4184.png

El experto participó en la conferencia "Cómo Emprender en Chile: situación actual y proyecciones 2017”, actividad que cerró el ciclo de actividades realizadas durante 2016 por el Consejo de Desarrollo Social Empresarial (Cedes) en conjunto con la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea).

Junto a él, participó Antonio Martner, Coordinador de la Unidad de Estudios y Evaluaciones de la División de Innovación del Ministerio de Economía, quien enfatizó en el rol preponderante que juega el Estado en financiar la política de innovación en el país, señalando que “el mercado por sí sólo no podría hacerlo”.

El jueves 1 de diciembre, en el Auditorio de Matemática de la Universidad de Santiago de Chile, se realizó la conferencia "Cómo Emprender en Chile: situación actual y proyecciones 2017”, organizada por el Consejo de Desarrollo Social Empresarial (Cedes) en conjunto con la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea)

La actividad contó con la participación de Inti Núñez, gerente de emprendimiento de Corfo y Antonio Martner, Coordinador de la Unidad de Estudios y Evaluaciones de la División de Innovación del Ministerio de Economía.

Ambos participantes entregaron a los asistentes elementos substanciales sobre los factores que posibilitan e impiden emprender en el país, además de proporcionar antecedentes contextuales, tanto nacionales como internacionales.

Conceptos polisémicos

Luis Palma, director ejecutivo del Cedes, señaló en su alocución de bienvenida a los asistentes la relevancia de discutir a fondo las diversas dimensiones en torno a la innovación y el emprendimiento. Ambos, conceptos fundamentales para afrontar los desafíos que exige la sociedad contemporánea.

“Sobre todo, considerando que sus conceptualizaciones de ninguna manera están clausuradas. Existiendo matices, énfasis y, en algunos casos, la intención de circunscribirlos a definiciones restrictivas, que pueden limitar sus alcances y potencialidades”, señaló.

En esta misma línea, Palma agregó que “como comunidad, creemos que la realización de estas instancias de diálogo nos permiten poner en tensión dichos conceptos, ampliando su marco analítico y, sobre todo, otorgándoles a los participantes insumos que contribuyan a impulsar sus propios emprendimientos”.

Oleada tecnológica

Inti Núñez, gerente de emprendimiento de Corfo, abordó algunos puntos centrales de la política pública vinculados al emprendimiento e innovación.

Uno de ellos, relacionado con lo que califica como “oleada tecnológica”, entendido como un proceso de cambios profundos dentro de las sociedades (de carácter institucional, tecnológico o cultural), a través de tecnologías de alta penetración.

A su juicio, los países que están imbuidos en él, “empiezan a crear empresas, innovaciones y una serie de iniciativas que hacen que la economía se suba a la oleada”.

Sobre este punto, añadió que operar bajo esta lógica permite romper ciertos paradigmas, como por ejemplo, pensar que las ciudades “ricas” serían las que tienen las mejores universidades. Bajo su análisis, las ciudades que tienen los mejores sistemas de educación se desarrollaron donde más gente quiere educarse y, sobre todo, donde “sacan provecho del nuevo conocimiento”.

La conexión entre educación, emprendimiento e iniciativa personal, en este proceso, para Núñez es fundamental.

Por otra parte, también destacó la importancia de realizar torneos de innovación y que, por cierto, los interesados en emprendimiento se sumen activamente a los diversos concursos disponibles, propuestos tanto por el Gobierno como por instituciones públicas y privadas.

“Chile debe ser uno de los países que mayor cantidad de torneos de emprendimiento a nivel mundial”, afirmó Núñez.

Junto con felicitar el rol que ha jugado Despega Usach en este ámbito, invitó a los asistentes a sumarse a los concursos semillas, y atrever “a desafiarse, a entrar (en los concursos), mostrar su modelo de negocios y defender su empresa”.

Ecosistemas para emprender

Núñez también destacó la importancia de generar ecosistemas dentro de los países, que a través de redes de apoyo en torno a objetivos comunes, permitan saltar al desarrollo a través del conocimiento.

En este sentido, felicitó la labor emprendida tanto por Fudea como por Cedes, “en términos de ayudar a los que vienen. Porque se ha demostrado que una de las piezas vitales para conformar ecosistemas son los ex alumnos emprendedores (…). Ya que saben y tienen la actitud de devolver la mano, de entregar conocimiento, ayudar y de generar plataformas que pueden ser buenas para todos. Ahí el ecosistema universitario también es relevante”.

Adicionalmente, destacó que “nuestro ecosistema de emprendimiento está en el top veinte del mundo con un gasto en Ciencia y Tecnología del 0,5% del PIB, frente a Israel que tiene el 4,2%. Es una osadía, casi se hace por camiseta. Tenemos que empezar a invertir mucho más”.

Al concluir su presentación, llamó a los interesados en emprender a incluir dentro de sus proyectos agendas sociales, que pueden constituirse como campos relevantes para entregar diversas contribuciones que fortalezcan nuestra sociedad.

Innovación: concepto de moda

Por su parte, Antonio Martner, del Ministerio de Economía, enfatizó en el rol preponderante que juega el Estado en financiar la política de innovación en el país, señalando que “el mercado por sí sólo no podría hacerlo”.

Junto a ello, planteó algunos desafíos, relacionados con la urgencia de diversificar la matriz productiva del país, ya que esta se ha focalizado en el mismo tipo de producción por más de 50 años. “Si queremos ser un país de 20 mil dólares per cápita a un país desarrollado, tenemos que incorporar conocimiento a las cosas que producimos”, recalcó.

Ejemplificó con el caso de Turquía, que transitó desde producir algodón y nueces en la década del sesenta, a contar con una industria automotriz de alto impacto.

También, planteó la laxitud con la que se ha abordado la idea de innovación, afirmando que es “un concepto muy de moda y súper manoseado”.

A su juicio, la conceptualización abordada por la OCDE, que incluye aspectos de “novedad o mejora de un producto”, que puede circunscribirse desde áreas como servicios, procesos de producción o métodos de comercialización, otorgan un marco analítico pertinente a los desafíos actuales.

En el cierre de su intervención, junto con invitar a los interesados e interesadas a acercarse al Ministerio de Economía para trabajar de forma gratuita con los datos y estadísticas que maneja el organismo, alertó sobre la baja inversión en Investigación y Desarrollo del país, cuyo porcentaje de gasto sobre el PIB es de 0,38%, tomando en cuenta que el promedio de la OCDE es un 2,4%. “Si queremos sofisticar nuestra matriz productiva, tenemos que incluir el conocimiento”, enfatizó.

Espacios de diálogo y encuentro

En tanto, Ursula Schulz, directora de Fudea, agradeció a los cientos de asistentes que participaron en las diversas charlas de emprendimiento durante 2016, acciones que han fortalecido la incipiente comunidad de emprendedores de la Universidad.

“Hemos tenido una excelente respuesta durante este año. La conformación del Comité Empresarial de Egresados, junto con la realización de charlas y conferencias, se han constituido como fructíferos espacios de encuentro y diálogo entre la comunidad. Esta recepción nos interpela y a la vez nos motiva a seguir fortaleciendo nuestras energías en beneficio de nuestras ex alumnas y ex alumnos”, concluyó.


Por Simón Pérez Seballos