body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Emprendedores compartieron experiencias de éxito con la comunidad universitaria

Tres destacados emprendedores dialogaron junto a la comunidad U. de Santiago sobre los orígenes de sus iniciativas, que los han posicionado como referentes dentro de sus respectivas áreas. La actividad permitió profundizar sobre las diversas dificultades y desafíos que tuvieron que afrontar durante su trayectoria, entregando consejos y, sobre todo, motivando a la comunidad a que se atreva a embarcarse en la ruta del emprendimiento.

***************************

El 29 de junio, en el Salón Armando Quezada de la U. de Santiago de Chile, se realizó la segunda charla del ciclo “De la idea a la acción: develando desafíos y experiencias de emprendedores”, organizada por la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea) junto a Efecto Vikingo.

Socializar experiencias de éxito, abrir un espacio que permita generar redes de contacto y motivar a los participantes a impulsar sus propios emprendimientos, fueron los principales objetivos de la actividad, que convocó tanto a egresados, estudiantes yla comunidad universitaria en general.

Ursula Schulz, directora de Fudea, en sus palabras de bienvenida, enfatizó en uno de dichos puntos, relacionado con el fortalecimiento de las redes de contacto entre la comunidad. “La Fundación de Egresados y Amigos hoy en día es una plataforma para que nos vayamos reuniendo y conectando. Nuestro ciclo de charlas, que da cuenta de experiencias de esfuerzo y compromiso, avanza en esa dirección”.

Océano azul

La primera exponente en tomar la palabra fue Mónica Sanhueza, Ingeniera Comercial UDP, fundadora y socia directora de Visandell Apart Hotel.

A su juicio, lo fundamental, al momento de llevar a cabo un proyecto propio, tiene que ver con asumir con claridad cuál es tu propósito o reto en tu vida. “Uno empieza caminando despacio, cuesta arriba, pero al tener claro tu objetivo, sin duda, lo vas a lograr”, señaló.

La profesional detalló diversas dificultades propias del proceso de construcción de un emprendimiento, cuyo mayor golpe se produjo con el desborde del Río Mapocho en la comuna de Providencia durante el mes de abril pasado, que dañó seriamente sus insumos e infraestructura.

Sin embargo, Sanhueza afirmó que pese a las dificultades y a la frustración inicial, fueron capaces de levantarse.

Detalló que lo consiguieron gracias a un compromiso “total” por parte de los trabajadores de la empresa, quienes asumieron como propio el golpe recibido.

Mediante un trabajo en equipo, que involucró jornadas de lunes a domingo, con horarios laborales extenuantes, trajeron de vuelta el emprendimiento.
Este espíritu de resiliencia, se vincula con uno los axiomas que ha conducido su empresa, relacionado con “la estrategia del océano azul”.

Este planteamiento, popularizado por W. Chan Kim, considera que el foco de un negocio debe estar centrado en su sello distintivo, dejando a un lado la competencia.

“Para nosotros, no existe la competencia. Siempre van a existir muchos emprendimientos, pero la clave está cómo lo hagan y qué sello le pongan”.
Para Sanhueza, su propio “sello” radicaba no sólo en proporcionar beneficios para quienes lo fundaron, sino que el emprendimiento fuera sustentable.

Mirada a largo plazo

Posteriormente, fue el turno de Jorge Lizana, socio y gerente general de Internet Satelital.

De acuerdo a Lizana, su sello distintivo como empresa radica en la entrega de soluciones de conectividad, focalizándose en lugares remotos, abarcando áreas que transitan desde lo educativo –apoyando a escuelas rurales, por ejemplo- hasta sectores productivos.

Este aspecto, a su juicio, es fundamental para quienes busquen desarrollar sus propios emprendimientos, en el sentido de leer con inteligenciasu “nicho de negocio” potencial, siempre acompañado, enfatizó, de una mirada “a largo plazo”.

Sobre este punto, consideró que todos los emprendedores deben “pensar en el futuro, porque el mercado es muy dinámico. También, deben estar siempre aprendiendo y asumiendo una mirada propositiva, tanto de sus propios errores como de aspectos a mejorar”.

También, en la misma línea de la primera expositora, llamó a los participantes a nunca olvidar el “valor agregado” de su servicio proporcionado, el que siempre debe entregar seguridad al clientey, por cierto, un servicio de calidad.

Espíritu colaborativo

La última en tomar la palabra fue Daniela Salgado, egresada de Contador Público y Auditor de la U. de Santiago, quien es socia y gerente de Ventas de Perfect Clean, empresa dedicada al Aseo Industrial y soluciones integrales de Limpieza.

Salgado afirmó que la materialización de su proyecto se gestó debido a su vinculación laboral con el área de Recursos Humanos. Ahí, detectó una necesidad en el mercado y decidió comenzar su aventura, postulando a un proyecto Corfo.

Pese a su entusiasmo inicial, tuvo que afrontar diversas dificultades. La más pedregosa: una estafa que comprometió seriamente la continuidad de su negocio.

Sin embargo, pese al duro golpe, decidió continuar, optando por involucrar un socio, ya que, de acuerdo a su diagnóstico, “hoy en día tú no puedes pretender hacer todo solo. Tal como dentro de una organización se delegan las tareas, también debes asociarte con las personas que saben más que tú, y así generar una red de apoyo”.

Junto a ello, llamó a los asistentes a desarrollar estrategias diferenciadas para abordar a sus clientes, que involucren acciones presenciales como de marketing.

Finalmente y a modo de cierre, recalcó que consolidar una buena estructura laboral es fundamental, en el sentido de generar las condiciones y los incentivos adecuados para que el personal tenga posibilidades reales de ascender dentro de la organización, lo que –remarcó-, “repercutirá, sin duda, en un mayor compromiso con la organización”.
 

*******************

Por Simón Pérez Seballos
Coordinador de Comunicaciones
Fudea U. de Santiago

Crédito fotografías: Departamento de Comunicaciones. U. de Santiago de Chile.