body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Claudio Canales, Periodista de la U. de Santiago: “Tener Twitter y Facebook, por si mismo, no sirve de nada”

Llegó al Periodismo casi por accidente, pero en 15 años ha desarrollado una destacada trayectoria profesional, principalmente ligada al área de la Comunicación Estratégica. Creador del primer blog de la Administración Pública, fundó una reconocida Agencia de Comunicaciones que ya tiene cinco años de vida. Sobre sus orígenes y desafíos profesionales, la Fundación de Egresados y Amigos de la U. de Santiago (FUDEA) conversó con Claudio Canales, Periodista egresado de la Casa de Estudios.

Claudio Canales (39) quería ser actor. Era su sueño. Postuló y quedó preseleccionado en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. Corrían los primeros años de la década del noventa.

Sin embargo, surgió un inconveniente inesperado, que truncaría ese rumbo profesional.  “Lo conversé con mi madre y no le pareció ninguna gracia. Entonces me hizo un periplo por mucha gente, que me trató de convencer de que no lo hiciera. Finalmente me puso la pistola en la cabeza y me dijo: no te pago nada”.

Ante la disyuntiva, optó por estudiar Periodismo. Cursó año y medio en una universidad privada, pero la experiencia no lo dejó satisfecho: decidió postular en 1993 a la Universidad de Santiago. “Me dieron la posibilidad de convalidar varios ramos, pero tomé la decisión y no me arrepiento, de empezar todo de nuevo”, dijo.

Espíritu crítico

Ahí Canales se encontró con una generación de profesores que califica de “súper buena”, poniendo énfasis en el espíritu crítico que le inculcaron sobre la sociedad chilena de ese momento.

Además, dentro de esas clases comenzó a aparecer de forma reiterativa un concepto que lo marcaría en su carrera profesional, que parecía rarísimo para la época: la súper carretera de la información.  “Decían que venía un monstruo que iba a revolucionar todas las comunicaciones y efectivamente lo hizo”.

Con ese impulso formativo, Canales trabajó en diversos medios escritos hasta llegar al Ministerio de Educación.  En ese lugar partió como encargado del Programa de Mejoramiento de la Educación. En su paso por esa repartición, que duró ocho años, fue uno de los gestores del primer blog de la Administración Pública, llamado “Blog Ciudadano”.

Toda esa experiencia y el interés en la comunicación digital, que poco a poco comenzó a aflorar dentro de su trabajo profesional, lo llevó a formar parte de una Comisión de Crisis en medio de la “Revolución Pingüina”. “Yo propuse un proyecto que se llamó “Portal Pingüino” y me costó mucho que me entendieran. Era un espacio de interacción con los estudiantes que lo único que pretendía era tener un lugar donde conversar en un ambiente que fuera cómodo para ambas partes”, señala.

Canales, quien es un fanático de los vinilos y seguidor de la literatura de Roberto Bolaño, comenta que el proyecto fue exitoso, “porque los estudiantes lo reconocieron como un espacio válido de interacción”.

Sin embargo, después de la destitución de Yasna Provoste el año 2008, tomó la decisión de buscar nuevos desafíos profesionales.

Junto al apoyo de su mujer, a quien conoció mientras cursaba un Magíster ligado al área digital y de un grupo de amigos, dio vida a la Agencia de Comunicaciones “Creátika”, concepto ligado a la práctica de generar creatividad en grupos de trabajo.  

En este proyecto personal, ha trabajado con diversas empresas e instituciones públicas y privadas. Paralelamente, lidera el Área de Comunicación en el Museo de la Memoria.

Sobre los nuevos desafíos de su empresa comunicacional, considera que la clave está en asumir que “lo digital ya no tiene valor en sí, sino más bien en cómo logras utilizar todas estas plataformas como herramientas, pero para solucionar o resolver necesidades que está teniendo la gente.”

La clave, a su juicio, se encuentra en “entrar en ese espacio como marca y resolver necesidades y al mismo tiempo mostrarte. Tener Twitter y Facebook, por si mismo, no sirve de nada. Eso es prehistoria.”

Por Simón Pérez
Coordinador Área Comunicación Estratégica
Fundación de Egresados y Amigos U. de Santiago (FUDEA