body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

FUDEA apoya proyecto que reconstruye la historia de la Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez

Miguel Gimeno, egresado de la U. de Santiago, encabeza el proyecto de reconstrucción patrimonial e histórica de la Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez (JAN), emplazada en el sector de “Jotabeche” de la Casa de Estudios. En la misma línea, se realiza un llamado abierto a los Egresados y Amigosde la Universidad que tengan material gráfico, audiovisual o quieran entregar sus testimonios, a participar en este proyecto.

Mientras caminaba por los estacionamientos de “Jotabeche”, sector de la Universidad de Santiago que alberga carreras como Periodismo, Psicología y Arquitectura, Miguel Gimeno percibió una textura extraña, que emergía tímidamente entre medio de las piedras que recubren el lugar. Comenzó a escarbar con uno de sus pies, tratando de adivinar de qué se trataba.

Gracias a este ejercicio, casi azaroso, se enteró de que esos restos pertenecían al pasillo principal de la antigua Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez (JAN), fundada en 1842 bajo el nombre de Escuela Normal de Preceptores, por iniciativa del intelectual argentino Domingo Faustino Sarmiento.

La JAN fue la primera institución de su tipo en Chile y Latinoamérica, representando un incipiente esfuerzo del Estado por el desarrollo de la profesión docente. Sin embargo, el 10 de diciembre de 1973 la dictadura militar ordena la suspensión de las clases en todas las Escuelas Normales del país, declarando un estado de “reorganización” que concluyó en marzo de 1974, fecha en que se suprime definitivamente el sistema normalista.

Posteriormente, el edificio principal de la JAN es demolido entre 1985 y 1986, a causa del terremoto de esa época. Aunque, hasta el día de hoy, las motivaciones detrás de su desmantelamiento no están claras.

“Era un edificio de 9 mil metros cuadrados, casi tan grande como la Escuela de Artes y Oficios (EAO)”, señala Gimeno. Agrega que éste tenía una Aula Magna, un gimnasio y una piscina. Esta última, dice, aún puede verse a un costado del edificio de Alimentos. “Lo que cubren las rejas es la piscina que está al medio”, añade.

En ese momento, Gimeno se encontraba estudiando Educación General Básica. Ingresó el año 2007, siendo parte de la primera generación que retomaba el legado de las antiguas Escuelas Normalistas. El mismo que, paradójicamente, se encontraba difuminado bajo piedras y automóviles.

Gimeno desarrolló su tesis de pregrado vinculada a esta temática. En ella, investigó sobre la historia y la memoria de la Escuela Normal y su vinculación con Educación Básica. Después de titularse tomó un Diplomado en Patrimonio, espacio académico donde profundizó el lado patrimonial y de memoria.

Gracias a ese impulso, desarrolló un proyecto que busca rescatar y reconstruir el legado de la Escuela. A esta iniciativa se ha sumado la historiadora Belén Fernández, quien cuenta entre sus producciones académicas una trilogía sobre normalistas.

El proyecto, en específico, cuenta con tres fases. La primera, se focaliza en la recuperación de documentos escritos, testimonios, fotografías, planos y registros. La segunda, vinculada con la “activación” del sector a través de actividades, como la construcción del edificio JAN en 3D, de un monolito ola creación de una ruta patrimonial para normalistas.

La tercera, que consolidaría este proceso de reconstrucción histórica, tiene que ver con la protección patrimonial. O sea, que la Escuela sea finalmente declarada Monumento Nacional. Pese a que el edificio principal fue demolido, los edificios laterales, que ocupan carreras como Filosofía y Arquitectura, siguen incólumes.

Legado normalista

Una de las actividades que realizará Gimeno junto a Fernández será un taller de documentación en narrativa. Ahí se reunirán a 15 normalistas para conversar sobre diversos temas y así reconstruir sus historias. “Después de distintos encuentros vamos a recopilar eso y generaremos un pequeño libro”, señala.

Otra se realizará a fines de agosto, tentativamente el 27 de este mes, fecha en que se instalarán las placas conmemorativas que recuerdan el legado normalista.

En la misma línea, Gimeno realiza un llamado a la comunidad de Egresados y Amigos de la U. de Santiago para que puedan colaborar en el fortalecimiento de este proyecto, a través del envío de fotografías de la época. “No solamente la gente que estudió en la Escuela Normal, sino a los que ejercieron en ese sector en la UTE y en la USACH posteriormente”.

Adicionalmente, también invita a los interesados a enviar sus testimonios, que serán publicados en la página web en paralelo a los talleres mencionados, que están planificados preliminarmente para el mes de octubre.

Más información del proyecto en su sitio web:  http://www.proyectojan.com/

Si los interesados quieren aportar con fotografías de la JAN, debes pasarla a formato digital (por ejemplo, por medio de un escáner) y enviarlas al correo electrónico miguel.gimeno@usach.cl.

Adicionalmente, se pueden enviar testimonios en el siguiente link: http://www.proyectojan.com/p/aportes.html

Por Simón Pérez
Coordinador Comunicación Estratégica
FUDEA U. de Santiago