body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Miguel Román es galardonado con el Premio al Espíritu Colaborativo

El martes 9 de mayo, en la oficina de la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea), se realizó una nueva versión del premio al Espíritu Colaborativo, distinción que reconoce al funcionario o funcionaria que representa el espíritu de colaboración institucional.

El reconocimiento, llevado a cabo por la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea) en conjunto con el Consejo de Desarrollo Social Empresarial (Cedes), realza a quienes desde su labor cotidiana, destacan por su sentido de apoyo y disposición en el quehacer diario de sus funciones, subrayando valores como solidaridad, responsabilidad, cooperación o compañerismo.

En esta oportunidad y en el contexto de un desayuno de camaradería en la oficina de la Fudea, el reconocimiento recayó en Miguel Román, Encargado de Archivo y Atención de Público de la Unidad de Registro Académico y Curricular de la sección de Títulos y Grados.

El destacado profesional fue galardonado con un diploma de honor, que condensa de manera simbólica el espíritu e impronta del galardón. Este fue entregado por Ursula Schulz, directora ejecutiva de Fudea.

Valores como cordialidad, colaboración y lo resolutivo de su accionar fueron los argumentos que lo hicieron acreedor del premio.

La directora de la Fundación de Egresados y Amigos, Ursula Schulz, destacó su empatía, buen trato y profesionalismo en la ejecución de su labor, enfatizando en su rol clave a la hora de vincularse con los integrantes de la comunidad que comienzan una nueva etapa en sus vidas profesionales: los egresados.

“Miguel es un fiel representante de los valores que busca reconocer el galardón. Además, su labor no sólo se limita a sus funciones específicas como profesional que realiza, por cierto, con dedicación y acuciosidad. Sino que también juega un rol importantísimo en el área de vinculación con el medio, realizando un accionar fundamental en la relación con los egresados del plantel e impactando positivamente”, agregó.

Trabajar con el corazón

“Muchas gracias por este reconocimiento que me ha dado Fudea. La verdad es que me pone muy contento”, señaló Román.

Junto a ello, el profesional llamó a mantener vivo el buen trato y la cordialidad, enfatizando en que ambas sean actitudes que nunca se deben abandonar.

Finalmente, al ser consultado sobre qué valores deberían desarrollar tantos los egresados de la comunidad universitaria como los integrantes de nuestra Alma Mater en el marco de su cotidianeidad laboral, llamó a que realicen sus labores “con harto corazón, por todos los años que estudiaron acá. Y al salir al trabajo, dejen siempre bien en alto el nombre de la Universidad”.