body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Discuten sobre felicidad del trabajo en Radio Usach

El 10 de julio, en el contexto del programa Estación Santiago de la Radio Universidad de Santiago (94.5 FM), Ursula Schulz, directora ejecutiva de Fudea, junto a Pablo Anaya, Director Ejecutivo del Centro de Entrenamiento Corporativo Cuncumén, conversaron en torno a las diversas problemáticas asociadas a la felicidad en el ámbito laboral.

Esto, en el contexto un reciente estudio de la Consultora Spring Professional,  que plantea que el principal factor de felicidad en el trabajo radica en un buen ambiente laboral (37%), por sobre estabilidad (22%), realización personal (17%), buen salario (17%) o flexibilidad horaria (7%).

El programa radial es conducido por el periodista Rodrigo Alcaíno y se emite de lunes a viernes de 9.00 a 10.00 por 94.5 FM - 124 AM o en su señal online.

Emociones en el trabajo

De acuerdo a Ursula Schulz, “los contextos de trabajo hoy día exigen que estemos siempre en el marco de emociones, de cierto modo, conectados con otras personas. Todos los días estamos relacionándonos con personas. Podemos tener emociones muy positivas o muy negativas y cuando hablamos de felicidad, decimos que son contextos en los cuales hay emociones positivas y que generan satisfacción en las personas que están en ellos".

En esta misma línea, la directora de Fudea añadió que “justamente, nuestros egresados y egresadas de la Universidad de Santiago también se encuentran en ambientes que muchas veces son muy estresantes. Nos han comentado casos donde hay jefaturas muy controladoras, o que no te controlan nada y tienes absoluta libertad, pero no sabes realmente un lineamiento hacia donde seguir. Y así se van generando emociones negativas como frustración, vinculadas al estrés, rabia, y todas esas emociones generan un peso en los ambientes laborales”.

“Por eso decimos que las personas finalmente no renuncian al trabajo, renuncian a las jefaturas, muchas veces, por este tipo de emociones que se van generando. Entonces, cuando hablamos de felicidad en el trabajo, tenemos que hablar de cómo gestionamos espacios, contextos y climas laborales que nos permitan generar emociones positivas", señaló.

Junto a ello, afirmó que “eso sí, significa que tenemos que entrenar. Ahí viene la importancia de generar espacios en los cuales podamos aprender a abrir conversaciones, que nos faciliten esas emociones positivas en los contextos de trabajo”.

Por su parte, Pablo Anaya, Director Ejecutivo del Centro de Entrenamiento Corporativo Cuncumén, señaló que “este tema de compartir un espacio de desarrollo profesional es una suerte de matrimonio, no es de una sola parte. Debe estar compartido en términos del propósito, el para qué estoy en algo que realmente me significa realización, tanto personal como profesional. Una cosa va vinculada a la otra”.

“Claramente, el concepto de las personas trabajando, buscando este propósito, la realización que redunda finalmente en productividad, en la rentabilidad o resultados para la empresa. Pero nace de personas que estén conectadas con algo que les sea importante, donde puedan visualizar más allá de la rutina que les implique cumplir un horario, entregar un reporte, cumplir con ciertas metas impuestas o empoderarse de lo que allí tienen que realizar”, complementó.

IMG_2192.jpg

En este ámbito, rescató un concepto en auge dentro de las empresas, asociado al intraemprendimiento, donde pese a que no todos los trabajadores están familiarizados con la creación o desarrollo de negocios por cuenta propia, “sí deberían estar llamados a ir generando entregas, productos y servicios que revelen lo mejor de cada una de las personas”.

Esto, ya que a su juicio, “la felicidad se va construyendo a partir de esta sensación de estar involucrado, de estar finalmente realmente comprometido con el negocio con el que estoy”.

Clima y felicidad

Junto a ello, Schulz también abordó la idea de institucionalizar la felicidad en el trabajo, valorando la idea de que la institucionalización abra esa vía de conversación al incorporar la construcción de emociones positivas dentro de las organizaciones.

Sin embargo, “eso no puede ir en contra de que todos somos parte de esa gestión de emociones. Todos nos tenemos que hacer cargo de generar esa felicidad en el trabajo: no puede ser solo responsabilidad de un área en particular”.

En tanto, Pablo Anaya, en relación a los conceptos de clima laboral y felicidad, señaló que “tiene que haber un ámbito que diga relación con la relación entre las personas y que tiene que ver con la estructura, de cómo aseguramos mecanismos a través de los cuales las personas puedan participar activamente, puedan ser escuchadas”.

También, considerando ciertas aprensiones sobre la efectividad de acciones de coaching y de los entrenamientos en contextos laborales, señaló que “cuando hablamos de dinámicas grupales, yo sé que hay de pronto algunas reticencias, pero también es importante saber con quiénes las hacemos y cómo nos entregamos”.

Adicionalmente, al ser consultada por el concepto de sinceridad en las organizaciones, Schulz afirmó que “muchas veces en las organizaciones, tenemos conversaciones de las que no hablamos. Algunos les llaman las rutinas defensivas del callar. (…) Cada organización tiene sus rutinas y todos sabemos cuáles son, pero nadie le dice al otro que sabemos que no se puede hablar. Es un acuerdo que se ha hecho de manera tácita”.

“En espacios como estos, donde queremos construir felicidad en la organización, la sinceridad es importante. (…) Se trata de abrir esa conversación y ver que nos pasaría si conversáramos estas cosas. Qué pasa si abrimos esta conversación y que podríamos aprender. Para eso hay maneras de canalizarlo y hay un trabajo para obtener ciertos objetivos, tiene que tener un sentido y un contexto en el que se hace”, complementó.

Finalmente, Anaya agregó que “el tema de la sinceridad es algo fundamental y es la base en equipos potentes. ¿Cómo alcanzarla en una sociedad que nos lleva a una competencia e individualismo exacerbado?  Yo estoy en esa lucha, yo estoy en ese predicamento y en ese compartir que la sinceridad, el poder de aunar talento, el poder mirar al otro como un aporte para mi vida, para mi trabajo, es parte del secreto del éxito y en ese sentido, buscamos generar espacios que permitan establecer esas buenas conversaciones”.

Al ejemplificar con el Centro de Entrenamiento que lidera, esboza que “hemos tenido varios casos en que los jefes llevan grupos a Cuncumén bien asustados, señalando que no vaya a ser que algunas preguntas generen catarsis. No ha pasado nunca. Lo que se genera son conversaciones que tienen un espacio adecuado, acogedor, para poder contrastar posiciones, analizar y resolver conflictos”.

“En los equipos, los conflictos no necesariamente son motivos de daño: son motivos de crecimiento y desarrollo de un equipo”, concluyó.

Los invitamos a escuchar el Podcast del Programa aquí