Egresada especialista en programas para emprender entregó aspectos claves sobre estrategias de financiamiento

Profundizar en diversas herramientas para emprender en el país, conocer opciones para desarrollar modelos de negocios, además de poner en conocimiento de los participantes acerca de estrategias de financiamiento, fueron algunos de los objetivos de la iniciativa, organizada por la Fundación de Egresados y Amigos de la Universidad de Santiago de Chile (Fudea).

Con la participación de egresados y estudiantes de la Casa de Estudios, se realizó el 8 de agosto en el Edificio de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, el taller gratuito “Aprende, emprende”, a cargo de la egresada de la Universidad de Santiago de Chile, Josefa Villarroel, especialista en programas público-privados para la promoción y apoyo del emprendimiento.

La actividad, que incluyó la revisión de conceptos teóricos, además del uso de ejemplos y aplicaciones prácticas, permitió interiorizar a la comunidad de ex alumnos y estudiantil en torno al ecosistema emprendedor presente en el país y sus múltiples vías de acción.

Junto a ello, la especialista invitó a los participantes a tomar resguardos a la hora de participar en los fondos disponibles dentro del ecosistema emprendedor, recalcando en el modo de postulación –prioritariamente online- o de la necesidad de generar un “video pitch” -de un máximo de dos minutos-, que dé cuenta de las características del emprendimiento impulsado.

Tomando, por ejemplo, resguardos en la calidad audiovisual de dicho material, que permita otorgarle credibilidad y seriedad al proyecto.

De acuerdo a Villarroel, es fundamental conocer “más allá del listado de los fondos y comenzar a planificar una estrategia de financiamiento del negocio como un todo, desde la idea transformadora hasta el máximo potencial de crecimiento esperado”.

Para esto, la especialista –quien es titulada en Administración Pública del Plantel y Magister en Gerencia y Políticas Públicas-, planteó algunas preguntas claves para realizar este proceso, relacionadas con la finalidad del capital y el monto requerido, el conocer la etapa actual en la que se encuentra el emprendimiento, además del estado de desarrollo tecnológico que este posee. Incluyendo, por cierto, cuáles son las proyecciones de crecimiento esperadas.

A juicio de Villarroel, es primordial conocer con claridad la etapa de tu proyecto, “porque la mayoría de los fondos que existen, particularmente de Corfo, se concentran en la etapa entre idea y el escalamiento inicial”.

Tipos de emprendimientos

Dentro del taller, Villarroel –quien es socia Fudea- también clasificó a los emprendimientos dentro de dos grandes grupos, calificándolos, por un lado, como de “necesidad” (vinculados a una lógica de subsistencia, con una tasa de crecimiento baja y facilidad de abandono), y por otro, vinculado a “oportunidad” (relacionados con un “estilo de vida” y características dinámicas, con alto potencial de crecimiento).

“Dentro de este segmento de fondos que hay para apoyar ideas, la mayoría se concentra en querer apoyar emprendimientos por oportunidad que tengan características dinámicas”, recalcó.

También, enfatizó en la necesidad de conocer para qué necesito el financiamiento que voy a solicitar dentro de los diversos fondos públicos, ya que no necesariamente tengo que utilizarlos para comprar equipamientos, sino que podrían requerirse para una certificación, participar en exposiciones o desarrollar giras comerciales.

Por otro lado, llamó a quienes se encuentran en una etapa inicial de su proyecto a “hacer propios” los tres componentes que debe tener un emprendimiento, circunscribiéndolos al problema, al cliente y a la solución. “En general, la dificultad que hay es que los emprendedores cuando cuentan su idea te hablan de la solución y no del cliente”, señaló.

Al tomar en cuenta estos elementos de análisis, sería posible, agregó, “saber qué fondos les pueden servir para postular,  conociendo y analizando las características de cada fondo concursable y cuáles podrían ser pertinentes para participar”.  

La actividad, que se extendió por cerca de tres horas, finalizó con un ejercicio práctico, donde los participantes analizaron diversas bases de postulación, conociendo sus características y evaluando su pertinencia a la hora de postular un determinado proyecto.

Cautela y rigurosidad

Andrea Lara, egresada de Ingeniería Civil Química y participante del taller, se mostró satisfecha con la actividad, señalando que “nos mostró todas las oportunidades que existían para que emprendiéramos, nos empoderáramos y conociéramos las alternativas disponibles”.

La profesional usachina, también exhortó a la comunidad de egresados a sumarse a estas jornadas, ya que “es súper importante formar una comunidad de ex alumnos fuerte y así sigamos creciendo como Universidad”.

Junto a ella, Paulina Rubilar, Bioquímica de la Universidad, señaló que el taller le permitió avanzar en su camino para formalizar su emprendimiento, en el sentido de complementar sus conocimientos científicos –es Magíster y Doctora- con el ámbito administrativo. “Esa era mi idea, saber más del financiamiento que hay en Chile y no estar perdida en el mar de posibilidades”.

En tanto, Villarroel señaló estar “súper contenta con el nivel de participación de las personas que asistieron. Tuvimos muchos participantes en la etapa de idea y algunos que ya estaban en la puesta en marcha de su emprendimiento”.

Adicionalmente, la especialista invitó a la comunidad universitaria a conocer las diversas alternativas de financiamiento para desarrollar emprendimientos que actualmente están disponibles para diversas áreas, pero enfatizó en analizarlas con cautela y rigurosidad, ya que existe “una sensación de que con tantos fondos que tenemos en el país, hay plata fácil. Y no, porque hay un esfuerzo (asociado) para poder postular, para ganarse los fondos, después para ejecutarlos de forma adecuada y así sirvan para tu proyecto”.

Finalmente, llamó a la comunidad de egresados Fudea y estudiantil a que “participen de estas instancias que se hacen y les entregan valor. Fudea siempre está constantemente preocupado de ver en qué ámbito hay inquietudes para generar estos talleres. Y también invitar a quienes tienen algo que compartir. En mi caso, fue venir a realizar este taller a la Universidad, instancia súper grata, al compartir algo que puede ser valioso para el resto de los socios y la comunidad”.

Por Simón Pérez
Coordinador de Comunicaciones
Fudea U. de Santiago

Crédito fotos: Fabián Rojas