body p, .sqs-layout .sqs-block.html-block p { text-align: justify !important; }

Egresada de la Universidad es becada por importante organismo mexicano

Daniela Araya Durán, egresada de Licenciatura en Estudios Internacionales, recientemente obtuvo una importante beca para continuar sus estudios de posgrado en México, otorgada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) del país norteamericano, en el programa de “Estudios de Desarrollo Global” en la Universidad Autónoma de Baja California.

Desde muy pequeña, Daniela Araya Durán (28) ha estado ligada a la Universidad de Santiago de Chile. En su etapa escolar, asistía regularmente a las escuelas de verano del plantel y era una acérrima participante de los conciertos de la Orquesta Clásica cobijados en el Aula Magna.

Este vínculo afectivo, tejido a fuego lento durante su adolescencia, se profundizó con sus intereses por la política y el área social, aspectos que confluyeron en su elección académica por la carrera de Licenciatura de Estudios Internacionales.

El año 2008 ingresó a la Casa de Estudios, motivada por las particularidades de dicho programa académico y las posibilidades de desarrollo que éste le podría proporcionar. “Es una Universidad exigente, con excelentes profesores, así que eso me enseñó a ser constante y perseverante con lo que quería lograr”, señala.

Fueron muchos los valores que aún conserva y cultiva dentro de su trayectoria tanto académica como profesional, relacionados con el compañerismo, la constancia o la responsabilidad a toda prueba, “que también me han servido mucho en lo laboral”.

“Al final uno es un ser íntegro que se va formando con el paso del tiempo y las experiencias vividas. Entonces, creo que todo lo aprendido me ha servido en lo personal.  En lo profesional, me entregó las herramientas necesarias para desenvolverme en mi área de estudios y poder ser un aporte en la sociedad”, enfatiza.

En la Corporación, no sólo pudo profundizar en aspectos que hasta el día de hoy la apasionan, como la geopolítica y las relacionales internacionales, sino también consolidar un gran grupo humano, con vínculos y amistades que mantiene hasta el día de hoy.

Destaca, también, las “enseñanzas de vida” que le entregó el plantel, asociadas a la superación constante y a una impronta resiliente, en la búsqueda de siempre aspirar a nuevas metas cada día más exigentes.

Aún recuerda con cariño y nostalgia el campus, destacando también el importante aporte que ha jugado el Instituto de Estudios Avanzados en el área de Humanidades, donde cursó un Diplomado en Política Mundial.

Sin embargo, también vivenció momentos complejos, de aprendizaje. Sobre este punto, recuerda una experiencia límite, de esas dolorosas pero que a la vez permiten crecer y fortalecerte como persona.

Ocurrió después de una prueba en primer año, donde recibió un malintencionado comentario, señalándole que “no servía para la carrera”. Incluso, su interlocutor enfatizó, de manera tajante, que no entendía “qué estaba haciendo” en ella.

 “Si no hubiese tenido el apoyo de mi familia, amigos, mi constancia en los estudios y mi gusto por la política internacional, tal vez hubiese decidido dejar la carrera. Todo esto me enseñó que nunca debo rendirme, por más que otras personas lo piensen, que debo ser perseverante y luchar por mis sueños y lo que yo creía correcto hacer”, recalca.

Relacionado con lo mismo, enfatiza que nunca debemos dejar “que nadie se interponga entre lo que quieres lograr y ser. Si se lo proponen, pueden lograr lo que ustedes quieran”.

Vínculo con México

Daniela se tituló el año 2015. Antes, en medio de su proceso formativo y gracias a su excelente desempeño académico y curiosidad permanente, realizó en México tres semestres de intercambio en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). También, en Relaciones Internacionales.

Posterior a su egreso, se integra a la Cámara de Integración Chileno Mexicana, donde se desempeñó desde mediados de 2014 hasta principios de 2017.

A su juicio, tomó esta decisión, ya que México “ha marcado varias etapas en mi vida, es mi segundo país. Entonces, para mí fue un gran orgullo ejercer en un trabajo que ayudaba al intercambio entre dos países que amo. Además, conocí a gente maravillosa con la que aún hoy mantengo contacto. Aprendí demasiado y estoy contenta con lo que me tocó hacer.”.

Sin embargo, este vínculo con el país azteca vivió una nueva etapa de consolidación, ya que a principios de este año Daniela fue becada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), organismo público mexicano dedicado al fortalecimiento del desarrollo científico y la modernización del país norteamericano a través de diversas acciones. Entre ellas, la formación de profesionales de excelencia donde se encuentra la egresada de la Casa de Estudios.

Actualmente, cursa el Magíster “Estudios de Desarrollo Global” en la Universidad Autónoma de Baja California.

En dicho programa, ha podido seguir profundizando en conceptos, teorías y de un intercambio cultural muy fructífero, focalizado en áreas como Economía Política, Globalización, Gobernanza o Economía Mundial.

Afirma que el programa tiene una serie de semejanzas con Estudios Internacionales impartido en la U. de Santiago, además de otorgarle la posibilidad de cursar el último semestre en otro país.

“Me siento muy orgullosa de mis logros, ya que tampoco ha sido fácil venir a otro país a vivir, dejando a mis amigos y familia. Pero me enseñaron que las cosas se logran con esfuerzo y que al final los logros que se consiguen, valen la pena”.

En este sentido, Araya asegura que aprovechará esta oportunidad al máximo, tejida y forjada con superseverancia y dedicación, que le permita cursar a corto plazo un doctorado en Estados Unidos.

Finalmente, Daniela realizar un llamado, tanto a la comunidad Fudea como de su carrera en particular, invitándolos a perseverar, a nunca rendirse y confiar siempre en sus capacidades. “Si hay una oportunidad laboral, tómenla y siéntanse bien consigo mismo. Dicen que las cosas buenas tardan en llegar y tenemos que luchar más por darnos a destacar en el ámbito laboral y hacernos indispensables para un área del conocimiento que recién se está abriendo”, concluye.

Por Simón Pérez
Coordinador de Comunicaciones
Fudea U. de Santiago