Egresada FAE obtiene segunda beca para Diplomado en Dirección de Proyectos

Evelyn Pérez Corona, titulada de Contador Público y Auditor del plantel, fue galardonada con la “Beca Diplomado en Dirección de Proyectos”, correspondiente al segundo semestre del 2018. Dicho beneficio es otorgado por el programa académico en colaboración con la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea). El Diplomado le permitirá reforzar, desde su área de conocimiento, el desarrollo de proyectos en áreas tan heterogéneas como contabilidad, auditoría e incluso iniciativas culturales.

El lunes 30 de julio, en la oficina de la Fundación de Egresados y Amigos de la Universidad de Santiago de Chile (Fudea), se realizó la entrega de la Beca del segundo semestre para el Diplomado en Dirección de Proyectos -liderado por el Dr. Jorge Bravo Chacón-, iniciativa que busca contribuir al desarrollo académico y profesional de la comunidad de socias y socios Fudea, reafirmando el vínculo institucional con egresados.

La beca recayó en Evelyn Pérez Corona, Contador Público y Auditor de la Universidad de Santiago de Chile.  Actualmente, se desempeña como Contadora General en el Centro Cultural Estación Mapocho.

Pérez, quien es socia Fudea, cuenta con experiencia en el área Contabilidad y Auditoría Financiera, en entidades de diversas industrias, como Ernst & Young, Geovenor o Egroup Servicios.

La entrega de la beca fue realizada por Úrsula Schulz, Directora Ejecutiva de Fudea, quien destacó su impecable trayectoria académica, su currículum y sólida carta de motivación. “Sin duda, elementos acordes a los requerimientos del programa y los criterios expuestos en las bases, que fueron motivos de peso para ser acreedora de la beca”, señaló Schulz.

Adicionalmente, agregó que la presente beca, al igual que el resto de los beneficios Fudea, busca fortalecer el desarrollo de nuestros ex alumnos, “a través de una relación virtuosa, donde todos los integrantes de la comunidad contribuyan a potenciar la generación de beneficios y alianzas, que están en constante ampliación y perfeccionamiento”.

egresada-beca-usach.jpg

Retribución hacia la sociedad

Para Evelyn, continuar especializándose resulta fundamental, sobre todo en un contexto de constantes cambios, nuevas tecnologías y actualizaciones de normativas, lo que hace imprescindible retornar a la academia. En ese escenario, añadió, “me da mucho gusto haber obtenido la beca, porque está dentro de esta nueva definición de carrera que quiero emprender”.

Sobre este último punto, enfatizó que la construcción de su desarrollo profesional, que actualmente la tiene trabajando en el Centro Cultural Estación Mapocho, se inserta ante todo en una lógica de retribución hacia la sociedad. A su juicio, más allá de ganar dinero en un trabajo, “también tiene un tópico de entregar tu profesión en un ámbito en que tú aportes a la sociedad”. Y, vinculado a lo mismo, su inserción paulatina en el ámbito de la cultura transita hacia esa dirección.

“Esta institución está dedicada obviamente a mantener el monumento nacional (la Estación Mapocho) y a difundir la cultura. Aportar con tu profesión en un ámbito más social siempre me ha motivado, por eso quiero abordar el tema luego de cursar el Diplomado en Dirección de Proyectos y tener esa posibilidad de generar proyectos, ojalá con la Universidad o la misma institución donde yo trabajo”.

En este sentido, considera que acceder a este programa –que busca que el participante pueda comprender y manejar el ciclo de vida completo de un proyecto-, constituye un gran aporte, tanto para su desarrollo tanto personal como de carrera. “Justamente, estaba buscando nuevas perspectivas que pudiesen aportar a mi desarrollo profesional, pero también con un vínculo más personal, con un lineamiento más acorde a mis intereses”.

Búsqueda de la excelencia

Al ser consultada sobre qué destacaría de su paso por la U. de Santiago, enfatizó en el concepto de calidad, que se manifestaba en diversas instancias y acciones que vivenció tanto en su carrera como en la Facultad de Administración y Economía que la cobijó en pregrado (periodo 2005-2010). Entre ellas, el ser proactivos, el compromiso de los profesores, el desarrollo de habilidades blandas y la búsqueda permanente de la excelencia.

“Yo lo pude constatar cuando estuve en auditorías y nos asignaban equipos de trabajo. Ahí tú notabas qué profesionales eran de la Universidad y cuáles no. Entonces, el sello general era la calidad”, recalcó.

Finalmente, la egresada realizó una invitación abierta a la comunidad de ex alumnos/as a y amigos de la Casa de Estudios vincularse a las diversas instancias de participación pensadas para ellos, ya sea a través de las unidades académicas o la propia Fudea.

“Lo fundamental es que nos subamos al carro todos. Asociarse obviamente y, desde nuestra vereda, tratar de contribuir. De repente son cosas mínimas, que van generando una sinergia de beneficios para los demás si todos estamos comprometidos”, concluyó.